07 junio 2016

El objeto 1991 VG: La opinión de su descubridor James Scotti

El objeto denominado como 1991 VG fue descubierto por el astrónomo James Scotti, un 6 de Noviembre de 1991, desde el observatorio Steward. El objeto atrae la atención de muchos científicos debido a que desconocen si es la parte de un cohete espacial de origen terrestre, o un pequeño asteroide. El objeto tiene una extraña órbita, además del cambiante brillo que indica una rápida rotación.

El científico inglés Duncan Steel fue más allá, y propuso la hipótesis que el objeto 1991 VG podría ser de origen extraterrestre.

Ahora circula por internet que el objeto se acercará en 2017, y ha creado expectación en las personas. Debido a esto decidí enviar un correo electrónico a Scotti, para saber qué opina su descubridor.

La respuesta

Breve biografía de James Scotti
“James Vernon Scotti (fecha de nacimiento 1960) es un astrónomo estadounidense. Él nació en Bandon, Oregon y se graduó de Woodway Senior High en Edmonds, Washington en 1978. Recibió su licenciatura en astronomía de la Universidad de Arizona en Tucson, en 1983. Desde entonces, ha trabajado en el proyecto Spacewatch, que es uno de una serie de proyectos que buscan asteroides cercanos a la Tierra (NEAs). Escribió el primer software automático de detección de asteroides para el proyecto en 1984”.  
Fuente - Wikipedia
Su respuesta, que recibí el 27 de mayo.
"1991 VG hará su primer paso cercano a la Tierra (desde que lo hizo a principios de 1992, poco después de su descubrimiento) a mediados de 2017. Su periodo orbital es de sólo 1,04 años por lo que su periodo sinódico con la Tierra es de unos 25,67 años. En otras palabras, en relación a la Tierra, poco a poco fue alejando de nosotros durante los primeros 12 o 13 años hasta que estuvo opuesto al Sol visto desde la Tierra y desde entonces se ha estado moviendo, acercándose a nosotros y hará una aproximación cercana el próximo año. Este acercamiento no será ni de lejos tan cercano como el de fines de 1991 y el segundo de abril de 1992, por lo que se verá menos brillante de lo que fue en su descubrimiento. 1991 VG tiene una órbita que es muy similar a la órbita de la Tierra, lo que lo hace único en muchos aspectos. Dicha órbita no puede durar mucho tiempo, antes de que choque con la Tierra o sea perturbada por aproximaciones cercanas a la Tierra que lo saquen de dich órbita. Entonces la gran pregunta que surgió poco después de su descubrimiento fue, "¿de dónde viene?" "¿Cómo ha llegado a la órbita en la que está?" Otra pregunta surgió cuando vimos que el brillo variaba a lo largo de la trayectoria que dejó al moverse rápidamente a través del cielo durante su aproximación cercana en diciembre de 1991. El argumento era que si era un asteroide, un asteroide es un montón de escombros por lo que llegaría a romperse si rotara demasiado rápido. Desde 1991, hemos aprendido mucho y 1991 VG nos ayudó de muchas maneras también. En primer lugar, investigamos si podría ser una nave espacial o un resto de cohete hecho por el hombre, pero nada se ajustó al tiempo de su último sobrevuelo terrestre. La última vez en el pasado que estuvo en las proximidades de la Tierra fue a principios de 1970. Las primeras cosas en las que pensé fueron las etapas del cohete Apolo S-IVB de los Apolos 8, 10, 11 y 12 (el resto se estrelló en la Luna como puntos de datos sísmicos para los experimentos dejados por alunizajes anteriores). Las 3 primeros fueron rastreadas y sus órbitas bien conocidas pero no coincidieron con la órbita de 1991 VG. La última no fue rastreada, pero desde entonces ha sido recuperada y no lo es. La nave espacial Helios A fue puesta en órbita solar alrededor de esas fechas y se sospechó que su etapa de cohete podría tal vez coincidir, sin embargo, después de hablar con un ingeniero involucrado en ese vuelo descubrí que esa misión fue uno de los primeros vuelos de esa versión de su etapa del cohete, y que después de desplegar la nave espacial Helios A, aún tenían combustible a bordo y encendieron el cohete a manera de prueba, y volvieron a colocarlo en órbita terrestre alta, por lo que se eliminó esa posibilidad. ¿Qué hay de los asteroides? Obtener objetos con la órbita de 1991 VG no es fácil. Una posibilidad era que podría ser material expulsado de un impacto lunar reciente. También sabemos ahora que asteroides pequeños (1991 VG es bastante pequeño, probablemente alrededor de 10-20 metros de diámetro) pueden ser empujados por fuerzas no gravitacionales causadas por radiación térmica, empujando sistemáticamente el asteroide a medida que se calienta el lado que apunta al sol, y la radiación infrarroja es re-emitida conforme el asteroide rota sobre el lado más caliente del cuerpo. ¿Qué pasa con la rotación rápida? En ese tiempo, a los asteroides con la rotación más rápida conocidos les tomaba más de 2 horas para rotar, pero todos ellos eran objetos de gran tamaño. Desde entonces, muchos asteroides más pequeños, menores de 200 metros se han observado y, de hecho, la mayoría de ellos rotan muy rápidamente, especialmente los objetos más pequeños que son probablemente pequeñas piedras. Así que hay todavía un poco de misterio en cuanto a este asunto, pero creo que, probablemente, se puede concluir que se trata de un pedazo de un asteroide y no un objeto hecho por el hombre. Por desgracia, no va a ser muy brillante en esta ocasión, por lo que será difícil de ver y difícil de estudiar en detalle. Con suerte se puede observar, al menos, para que podamos mejorar nuestro conocimiento de su órbita y tal vez hasta algún día lo podremos ir a visitar y estudiarlo con más detalle. Es el asteroide que requeriría la menor delta-V para una nave espacial para poder ir a visitarlo”.  
Captura de pantalla - click
Le agradezco mucho a Rafael Salas por ayudarme con la traducción del correo.

Estaré atento ante cualquier novedad sobre el objeto 1991 VG.

Referencias

Artículo sobre la hipótesis de Duncan Steel - (1)
Artículo de Wikipedia de 1991 VG - (2)

Entradas populares