5 de enero de 2012

En la búsqueda de artefactos extraterrestres en la Luna

Imagen del sitio donde aterrizo Apolo 17 por LRO
Si los extraterrestres visitaron la luna, ellos pudieron haber dejado signos indicadores. Merece la pena buscar, afirma un destacado científico, y no costaría mucho. La búsqueda de artefactos en la Luna dejados por visitantes extraterrestres podría ser una posibilidad remota, pero merece la pena intentarlo, de acuerdo con dos científicos de la Universidad Estatal de Arizona. En un artículo publicado en "Acta Astronáutica", el astrofísico Paul Davies y su estudiante Robert Wagner, sugieren que esto se puede hacer examinando detalladamente las imágenes enviadas por una sonda espacial que actualmente órbita alrededor de la luna - el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) - con la ayuda de voluntarios.
Esta imagen del LRO muestra a la Surveyor 6 (que aterrizó en la Luna el 10 de noviembre de 1967) con una sombra de 18 metros de largo con el Sol a sólo 8° sobre el horizonte. 
Por más de 50 años, SETI (búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) el proyecto más conocido en la búsqueda de vida extraterrestre tecnológicamente avanzada, ha estado monitoreando el cielo en busca de señales de civilizaciones extraterrestres. Sin embargo, en su paper de noviembre 2011, Davies y Wagner sugieren que SETI debería complementarse con otras técnicas. En particular, ellos abogan por una inspección minuciosa de las imágenes de alta resolución de la superficie lunar por posibles artefactos alienígenas, utilizando la avalancha de datos del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO).

Davies y Wagner especulan que si los extraterrestres dejaron una muestra de su pasada presencia en la Luna, sería en una o más de las cuatro categorías: un mensaje, instrumentos, basura, y cambios a gran escala en el paisaje lunar.
Las mejores imágenes disponibles a luz visible de la Luna vienen de la cámara de ángulo estrecho (NAC) en el Orbitador de Reconocimiento Lunar, que ha estado orbitando la Luna desde mediados de 2009. Se ha fotografiado más del 25% de la superficie lunar con una resolución de hasta 50 cm/pixel, en una variedad de ángulos de iluminación. Este conjunto de datos es tan bueno que varios artefactos han de hecho sido encontrados, en tanto los "Instrumentos" y 'basura' según la categoría. Sin embargo, todas ellas fueron creadas por el ser humano. Estos artefactos incluyen no sólo los sitios de alunizaje del Apolo, que son fácilmente identificados por los finos rastros oscuros de polvo levantado por los astronautas, pero también todas las sondas no tripuladas de la NASA y la Unión Soviética, que, con excepción de los dos rovers soviéticos que dejaron pistas de kilómetros de largo, no tienen nada que marque su ubicación, pero con sus ligeras sombras de aspecto raro, y en ocasiones un pequeño halo de polvo perturbado por los cohetes de aterrizaje.  
Sin embargo, en todos estos casos, las personas que encontraron los artefactos ya sabían aproximadamente dónde buscar, por lo que sólo se necesitaba peinar a través de algunas imágenes del (NAC) antes de encontrar la nave o un vehículo que estaban buscando. para artefactos extraterrestres, nosotros no tenemos el lujo de saber qué latitud y longitud del objetivo, por lo que necesitamos estudiar toda la superficie. Centrándonos en algunas regiones de especial interés geológico ayudaría, pero aún habrían cientos de imágenes para mirar. 
Si los extraterrestres nos dejaron un mensaje, Davies y Wagner escriben:
Este es el tipo de artefacto más atractivo posible para encontrar, ya que muestra que no solamente la inteligencia extraterrestre existe, sino que le importa (o atiende) acerca de la comunicación con otros seres inteligentes, e incluso pueden estar dispuestos a impartir conocimientos y sabiduría para nosotros.
Pero encontrarlo podría estar lleno de dificultades. Un artefacto llevando un mensaje dejado solo durante los últimos pocos miles de años, todavía podría estar expuesto y posiblemente detectable en las imágenes de LRO. Pero cuanto más tiempo ha estado ahí, más difícil se convierte en encontrar el artefacto extraterrestre, debido al oscurecimiento por varios millones de años de polvo lunar levantado por los meteoritos. Todo lo que dejaron atrás en más de cientos de millones de años habría sido probablemente destruido por impactos de meteoritos, a menos que fueran enterrados debajo de la superficie lunar y se hiciera detectable una firma que emana, posiblemente, una onda larga de radio o campos magnéticos.
Imagen de la etapa de descenso del módulo lunar Challenger Apolo 17 por LRO.
Un instrumento científico dejado en la luna, tal vez para monitorear a nuestro planeta, nos diría lo que los extraterrestres encuentran de interesante acerca de nosotros. puede ser difícil de detectar en las imágenes de LRO, especialmente si ellos no quieren ser descubiertos. Davies y Wagner sugieren que la mejor manera de encontrar tal objeto sería la de buscar señales de una fuente de energía.

Si los extraterrestres pasaron cerca y hicieron una parada en la luna, estos podrían haber dejado atrás un montón de basura, después de todo, no tendría mucho sentido llevarlos consigo ya que su masa extra les haría gastar más combustible. Los objetos pequeños serían difíciles de encontrar en las imágenes LRO. pero los objetos grandes, como los domos del hábitat o los paneles solares pueden ser visibles en las imágenes LRO. Si residuos nucleares fueran descubiertos durante una misión futura, una medida de la vida media de los isótopos radiactivos podrían indicar cuánto tiempo han estado ahí.
Fosa en Marius Hills, que se muestra en esta imagen de LRO, se piensa que es un posible tragaluz en un tubo de lava, una región volcánica antigua.
Davies y Wagner también sugieren:
Un buen lugar para buscar basura extraterrestre estaría dentro de uno de los tubos de lava ubicado en los mares lunares. Hasta el momento, tres grandes tragaluces han sido descubiertos por la LRO, cada uno de unos 100 m de diámetro, que podría conducir hacia abajo en una red subterránea, y varios pozos lunares que dirigen a un laberinto subterráneo. Los tubos de lava se han propuesto como un lugar ideal para establecer una base humana, ya que habría de proporcionar protección contra la radiación y los meteoritos, tal vez los extraterrestres llegaran a la misma conclusión. Por otra parte, los mismos factores que hacen los tubos de lava atractivos como un hábitat implica que cualquier artefacto dejado atrás habría de soportar casi indefinidamente, en buen estado y sin estar sepultado. Lo malo es que no hay manera de investigar realmente esta posibilidad desde la órbita, así que cualquier confirmación o refutación requerirá una nueva misión robótica o humana a la superficie.
Los grandes cambios en el paisaje, posiblemente debido a la minería o la explotación de canteras puede ser difícil de identificar en las imágenes de LRO debido a la acumulación de polvo lunar debido a impactos de meteoritos. Pero si permanecen los contornos geométricos, podría proporcionar pruebas convincentes de actividad extraterrestre.

Es una tarea difícil. Davies y Wagner reconocen, en su paper, que las probabilidades de encontrar evidencia de visitas extraterrestres en la Luna son extremadamente bajas.
Incluso si la luna ha sido visitada por una sonda o una expedición no hay razón para suponer que esto hubiera sucedido en el pasado reciente, por lo que puede estar frente con escalas de tiempo medidos en decenas de millones de años o más. A pesar del entorno altamente preservado de la superficie lunar, los problemas de identificación de restos muy antiguos o huellas de actividad extraterrestre son formidables. Pero estos problemas no son insuperables, y las estrategias que hemos descrito en este documento ofrecen una propuesta de bajo costo a lo que sería sin duda uno de los mayores descubrimientos científicos de todos los tiempos.
Representación artística de la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO). 
En resumen: El astrofísico Paul Davies y su estudiante Robert Wagner, de la Universidad Estatal de Arizona creen que peinando a través de imágenes del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) podría dar evidencia del pasado de la actividad inteligente extraterrestre en la Luna. Ellos reconocen que las probabilidades de un descubrimiento son escasas, pero debido a que las imágenes están fácilmente disponible y el trabajo habría de depender de los voluntarios, no costaría mucho dinero y valdría la pena intentarlo.
Fuente: http://earthsky.org - escrito por Shireen Gonzaga

3 comentarios:

  1. " que ha estado orbitando la Luna desde mediados de 2009. Se ha
    fotografiado más del 25% de la superficie lunar con una resolución de
    hasta 50 cm/pixel"

    No sé mucho de lo que pasa fuera de este planeta, me mata la ignorancia ¿Por qué tan poco porcentaje en varios años?

    Nunca había visto una imagen de la etapa de descenso del módulo lunar Challenger Apolo 17.

    Eso es una patada simple pero contundente para los teóricos de conspiración que descartan el alunizaje (hasta hoy día).

    Me salí del tema, mil disculpas, para mi el proyecto se ve prometedor, los mismos autores de la iniciativa conservan su sano escepticismo, no está mal pero no por ello tampoco van a echarse para atrás, si saben dónde buscar van bien y el que no cueste mucho dinero es un aporte más a que valga la pena intentarlo. Opino yo con todo mi desconocimiento en astronomía. :$

    ResponderEliminar
  2. Es lo que dice en el paper de davies, sospecho que debe ser por que la sonda cubre una área determinada por su órbita alrededor de la luna.

    Los conspiranoicos del viaje lunar son personas cerradas de mente, tanto es así que algunos toman como evidencia (?) lo que viene en el código de la biblia referido al tema. 

    Saludos. 

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuales son las consecuencias de una tormenta solar intensa para los humanos?
    ando buscando por todos lados y en las paginas que encuentro solo hablan del apocalipsis, que una tormenta nos va a alcanzar y quemar a todos etc etc.
    Thanksss

    ResponderEliminar